¿Pensando hacer un pacto con Dios? Leer antes

Recuerdo en una ocasión recibir una carta que llego a mi casa proveniente de mi ex iglesia. Llamándome la atención la abrí para saber que contenía. Sobre un costado decía algo como esto: “Conforme al salmo 128, haga un pacto con Dios por $128” ¡Increíblemente me habían enviado una carta para que haga un “pacto con Dios” utilizando un salmo, y encima me imponían el monto que debía dar! ¿Qué hay detrás de todo esta doctrina de “pactos” financieros? ¿Qué dice las Escrituras acerca del comercio y los comerciantes de la fe? ¿Qué son los pactos bíblicos? ¿En el AT hicieron Abraham o Jacob un “pacto” con Dios? ¿Hay sustento en el NT? ¿Cuál es el peligro de esta práctica?[i]

“Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero, diciendo: Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo. Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero.” Hechos 8:18-20

El pecado de simonía se define como la compra o venta de cosas espirituales por medio de cosas materiales. Este ha sido un mal enquistado en el corazón de los apostatas que han ingresado al ministerio queriendo lucrar con la Fe. Al mismo tiempo hay mucha gente que coopera con ellos, participando en el mismo pecado, creyendo que dando dinero o cosas materiales a cierto “ungido” o a ciertos ministerios serán bendecidos de una manera “sobrenatural”.

Virtualmente, toda religión falsa producida por el hombre adora a un dios cuya función es entregar alguna clase de “Bendición especial” a través de dinero. Durante siglos la Iglesia Católica Romana ha sido identificada con este pecado. Todo aquel que tenga un poco de conocimiento acerca de la Reforma Protestante, habrá oído del monje Johann Tetzel y su venta de las “indulgencias”. Ese hombre perverso, enviado por León X, iba de pueblo en pueblo, de ciudad en ciudad, con mucha pompa para impresionar a muchos, enseñando a las gentes ignorantes a que diesen dinero, con la excusa de que haciendo así, recibirían remisión total o parcial ante Dios de los castigos por sus pecados. Este hombre decía: “Cada moneda que suena al caer en el plato, es un alma que es liberada del purgatorio”

No hubo otra cosa que enojara más a Martín Lutero que esa herejía y robo sistemático. De hecho, esa fue la razón principal, por la cual el monje agustino se levantó contra Roma y clavó las 95 célebres tesis sobre la puerta de la catedral de Wittenberg (Alemania) allá por el año 1517.

Esa es una de las cosas que más enfureció al Señor Jesús cuando anduvo entre nosotros, cuando entrando en el templo de Dios, echó fuera a todos los que vendían y compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas, y las sillas de los que vendían palomas, diciéndoles: Escrito está:Mi casa, casa de oración será llamada; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones” (Mateo 21:12-13)

La Iglesia “Evangélica”, más que nada las de corte carismático. Hoy no estan lejos de este pecado. Por los países centroamericanos, más precisamente en Costa Rica. Se emite cada ciertos meses, una “maratón” de predicas consecutivas. Suele escucharse en las paredes de la emisora frases como la de Carlos “Cash” Luna diciendo: “Ninguna Gracia es barata”[ii] O la del empresario y dueño de la cadena a la cual nos referimos, Enlace TV, Jonás González quién dice: “Dinero primero, cosas después. Así funcionan las cosas aquí.”[iii] El predicador Luna comienza a instar a las personas a que se comuniquen y envíen dinero “pactando” por bendiciones: “Llamo para quedar sano ahora, pacto con Dios, es sensato dar”[iv] Y así uno tras otro quienes van saliendo al aire, medrando la Palabra de Dios (2Co.2:17) y tomando su nombre en vano.

Guillermo Maldonado, en su iglesia llego a comparar a Dios con una prostituta, en el marco contextual sobre dichos pactos. Diciendo él blasfemante que Dios “no abriría las patas sino había pacto”.[v] Increíblemente miles siguen a estos predicadores en América Latina. Y así estos aprovechan, llamando a enviar su “ofrenda” “pacto” o “semilla” con la promesa de una gran bendición posterior. ¿Qué diferencia tiene todo esto con una venta de indulgencias?

Lo cierto, es que nada podemos darle al Señor que no sea suyo, por lo tanto toda negociación, es inútil. Luna no leyó Mateo 10:8 “de gracia recibisteis, dad de gracia.” El propio David le dijo al Señor a la hora de ofrendarle: “Pero, ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que pudiésemos ofrecer voluntariamente cosas semejantes? Pues todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos” (1 Crónicas 29:14) A Dios no hay que pagarle, de ninguna manera, para que Él obre a favor del hombre. A Dios, nada podemos darle. Y menos para comprar un favor o un milagro.

Por su puesto, que ese dar principalmente es a los “ministros” o “ministerios” de los que parten esas enseñanzas de “pactos”. Es una magnífica manera de enriquecerse, esa es la razón por la cual todos los predicadores de la “prosperidad”, como Cash Luna o Guillermo Maldonado, son millonarios. El pueblo les adinera, creyendo equivocadamente que dan para la obra de Dios.

¿Qué es un pacto bíblicamente? La palabra pacto (Heb, Berit) significa: Alianza,  testamento o acuerdo. Esta aparece 285 veces en el Antiguo Testamento

Características de pacto bíblico:

1-      Dios pacta

2-      Dios pone las reglas del pacto

3-      El hombre se somete aceptando el pacto.

Las Escrituras enseñan principalmente 9 pactos que hizo Dios con el hombre.

1)      Pacto Edénico (Gn.1:28-30; 2:16-17)

2)      Pacto Adámico (Gn.3:14-19)

3)      Pacto con Noé (Gn.8:20-9:27)

4)      Pacto Abráhamico (Gn.12:1-3; 13:14-17; 15:1-8; 17:1-8)

El pacto con Abraham no tiene condición. Solo Dios, manifestándose como “un horno humeando y una antorcha de fuego”, pasó por entre las partes del animal sacrificado en Génesis 15:12-21. Eso es bastante significativo. En el mundo antiguo cuando dos personas hacían un pacto, ambos caminaban entre las dos partes de los animales sacrificados para señalar que cumplirían las condiciones del pacto. Pero Abraham se había quedado dormido (Gn.15:12) luego: “una antorcha de fuego que pasaba por entre los animales divididos.” Esto significa que Dios hizo el pacto con Abraham como sigue en 15:18 y no Abraham con Dios. Dios no impuso ninguna condición a Abraham; de manera que lo establecido aquí (y a continuación) se cumpliría no obstante con la fe, o la falta de ella, de los descendientes de Abraham.

Así mismo ¿Jacob hizo un pacto con Dios? Según Génesis 28:20

  1. No se trata de un pacto sino de un voto. Es distinto a pacto ya que involucra otras cuestiones.
  2. Dios tenía un propósito con Jacob y lo guardaría para llevar a cabo su programa redentor.
  3. El hacer voto era muy común en el antiguo oriente, en occidente puede entenderse como una promesa o juramento que el hombre hace y se propone a cumplir posteriormente, si Dios primeramente decide en su Voluntad ayudarlo en algún asunto particular.

La ley de los votos la vemos en Números 30. Ejemplos de ellos son el pueblo de Israel (Nm.21:2) Jefté (Jue.11:30-31) y Ana (1S.1:11)  En el Nuevo Testamento Jesús prohíbe hacer deliberadamente este tipo de prácticas (Mat.5:33-37) Sin embargo las Escrituras también no señalan que lamentablemente la naturaleza caída del hombre se apresura a comprometerse con Dios cuando está en situaciones desesperadas y apuradas. “Oh, Señor, si me sacas de esta, te serviré toda mi vida”. Dios nunca ha pedido tales votos de su pueblo. Pero si se hacen y Dios decide actuar en dicha situación, será mejor cumplirlos. (Ecl.5:1-7)

5)      Pacto Mosaico (Ex.19:5; 20:1-31:18)

6)      Pacto Palestino (Dt.30:1-9)

7)      Pacto Davídico (2S.7:5-19)

8)      Pacto con Salomón (2S.7:12-15; 1R.8:4-5; 2Cr.7:11-22)

9)      El Nuevo Pacto (Jer.31:31-34; He.8:7-12; Lc.22:20; 1Co.11:25)

¿Enseña el NT hacer pactos con Dios? Como se ve en los 9 pactos. Luego del Nuevo, no se hizo ningún otro pacto. Ni Dios con el hombre y menos el hombre con Dios. En el paganismo, idolatría, politeísmo y satanismo el humano hace pactos. En la biblia es Dios quien hace los pactos, legisla y sanciona al ser humano que incumple el pacto. El pacto involucra leyes. El hombre no le puede poner leyes a Dios. Es lógico ¿Uno le puede poner reglas a Dios? El hombre no está en condiciones de semejante atrevimiento.

Sin embargo, las “iglesias” del movimiento apostólico y profético, con bases doctrinales en la teología de la prosperidad. Como una conocida ubicada en Buenos Aires, Argentina, llamada “Ministerio Cristo la solución” insta a esta práctica.

El “pacto del Salmo 128” del “Ministerio Cristo la Solución” dice así: “Dé un paso de fe, al hacer un pacto con el Señor, basado en el Salmo 128, al honrar a Dios, y agradarlo a Él, participaremos de beneficios y bendiciones de larga vida, paz, protección, armonía en el hogar y prosperidad divina… Haga el pacto para activar sobre su familia los beneficios del Salmo 128.”[vi]

Recuerdo las palabras de una persona del ministerio que me decía: “Si tengo que ponerme a ver en el auto que anda el pastor, o el “apóstol” y la casa donde viven… me tendría que ir de la iglesia… Porque la pregunta seria ¿Qué están haciendo con mi dinero?

Cristo la solucion robo

Creo que la respuesta a esa precisa pregunta esta aquí. Bajo la fachada de “honrar” “Dar para su obra” ser “generoso” y las posteriores promesas de “activar beneficios y bendiciones”. Los predicadores de dicho lugar se adineran a costas de la ignorancia de las gentes instándolos a “pactar”. ¡Encima imponiendo el monto que se debe dar!, así lo mencione al principio. Como el salmo es el 128 entonces lógicamente son $128. La pregunta seria ¿Por qué no utilizan el Salmo 1 o el 23? ¿O acaso no son rentables y no generan dividendos? Esto hermanos no tiene otro nombre y no es otra cosa más que un gran robo. Y los ladrones no heredarán el Reino de Dios (1Co.6:10)

Recuerdo a Sebastián Crudo -“Pastor de jóvenes” de Cristo la solución- querer defender esta doctrina citando Filipenses 1:5. Diciendo que la palabra “comunión” en griego significa “compañerismo”. Esto es cierto. Sin embargo utilizando un juego de palabras para confundir a las personas y torciendo las escrituras (2P.3:16) él argumentaba que ya que significa “compañerismo” nosotros (Las personas del ministerio) también estábamos en “compañerismo de pacto” para “extender el evangelio”. ¡Pero los filipenses no hacían pactos con Dios! Si ellos tenían una cualidad ciertamente era la de ser dadivosos (Fil.4:10, 14-18) Pero nuevamente ¡No hacían pactos con Dios! Este hecho muestra la inconsistencia de la teología de la prosperidad en arrancar un texto para un pretexto dando una interpretación completamente arbitraria, torciendo así las Escrituras y socavando las mentes y el bolsillo de las personas.

La realidad es que el Señor no va a “pactar” con nadie, porque esos supuestos “pactos” no existen para Dios. El único pacto que está vigente hoy en día es el que Dios ha hecho con el hombre en la Cruz del Calvario. Ese es el Nuevo Pacto por el cual Dios se compromete a dar salvación eterna a todo hombre que crea y reciba el beneficio de la obra de Cristo en la cruz, por el derramamiento de Su sangre. Ese pacto es incondicional, que significa que el hombre, beneficiario de ese pacto, nada puede ofrecer ni aportar a cambio, sino solamente recibir su beneficio  (1Co.11:25; He.13:20; 12:24; Ef.2:8-9, etc.) Esa es la generosidad de Dios hacia todos nosotros, no esperando nada a cambio.

Ninguna experiencia personal tiene valor si no está acorde a la Palabra de Dios. La verdad bíblica en última instancia juzga la experiencia. Cuando pones tu experiencia sobre las Escrituras, y te confías en ello y/o torces la misma Palabra para que esta se acople a ti. (2P.3:16) Estas edificando en la arena (Mt.7:24-27) Y corres peligro de que se desmorone todo enseguida, tanto en esta vida como en la próxima. Y al mismo tiempo eres blanco fácil para ser engañado con facilidad, caer en la apostasía y ser condenado. (2Ts.2:11-12) Nuevamente la experiencia personal no tiene ningún valor si no se conforma a lo que Dios revelo “una vez por todas” (Jud.1:3) en las Escrituras.

A esto, ¿Podemos como creyentes agregar algo más al pacto ya hecho por Dios? Según Pablo: “Un pacto, aunque sea de hombre, una vez ratificado, nadie lo invalida, ni le añade.” Gálatas 3:15. Considera así mismo estos versículos: “Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí.” 1 Corintios 11:25. Jesús mismo inauguro y ratifico una vez y para siempre, con su sangre el nuevo pacto. Por lo tanto si crees que eso no es suficiente, que su sangre no es suficiente y quieres vos hacer un “pacto” con Dios. Cuidado de no encontrarte en Hebreos 10:29: “¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?”

No damos para recibir a cambio. Damos con sabiduría porque eso es lo que Dios requiere de nosotros, y si Dios, como también dice Su Palabra, nos quiere bendecir por ello, pues amén a ello (2Co.9:8-9), pero siempre, la motivación no es la “recompensa”, o el “beneficio” como si se tratara de una transacción comercial. La motivación correcta es la obediencia y la fe. Pero no una fe ingenua en falsas doctrinas para que te terminen robando, sino por la fe que obra por el amor (2Co.8:11; Gál.5:6). Si alguna vez hiciste un “pacto” arrepiéntete y no lo vuelvas a hacer. Y si estas pensando hacerlo no lo hagas. No trates de comprar el favor de Dios. Ni te dejes robar.

“Porque Jehová vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible, que no hace acepción de personas, ni toma cohecho.” Deuteronomio 10:17


[i] Para más sobre los supuestos “pactos” Ver http://www.youtube.com/watch?v=714PLHT4Si8

[ii] Ver los videos donde aparecen estos personajes con sus respectivas declaraciones 1.(http://www.youtube.com/watch?v=7otTtyx-MvM) 2.(http://www.youtube.com/watch?v=EcPhs_gVSU8) y también la investigación que se le hizo a ENLACE TV (http://www.youtube.com/watch?v=5dg6vezonn8)

[iii] Idem

[iv] Idem

About these ads

Acerca de salid de en medio de ellos

Rescatado por la gracia de Dios de una Iglesia sumergida en la apostasia. Hoy gracias a Él tengo el privilegio de poder defender la Sana Doctrina.
Esta entrada fue publicada en Falsas doctrinas, Falsos apóstoles, Falsos profetas, Pacto, Pactos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a ¿Pensando hacer un pacto con Dios? Leer antes

  1. Pingback: ¿Pensando hacer un pacto con Dios? | Unidos Contra la Apostasía

  2. Jose dijo:

    Usted dice: “llego a mi casa proveniente de mi ex iglesia” Es entonces usted uno de esos que anda de iglesia en iglesia?
    O ese es el lugar donde conoció a Cristo?

  3. No. No soy alguien que anda iglesia en iglesia. Pero si soy alguién quién fue exhortado a salir de una “iglesia” por contener falsa doctrina. Es algo que nos dice explicitamente las Escrituras (Ro.16:17-18; 1Ti.6:3-5). Y asimismo congregarnos en un lugar donde se predica sana enseñanza. (Tito.2:1; Hb.10:25) Además, conocí a Cristo un día que me arrepentí de mis pecados nada menos que en mi casa. Cristo no está en un lugar donde hay levadura doctrinal. (Ap.3:20) Sin embargo, a pesar de ello. Dios salva en su soberanía a quienes son suyos (Jn.10:27-28; 2Pe.2:9) Y los lleva a otro lugar. El es fiel. Saludos.

  4. Guillermo Mendoza Jiménez dijo:

    Amado hermano en CRISTO JESÚS, muy acertada tu exposición, estoy a la espera (al igual que tú, supongo) de comentarios totalmente contrarios a lo que has expuestos, es mi deseo felicitarte porque pocos o realmente nadie se atreve a tocar estos temas a la luz de la palabra, el problema hoy en día en las iglesias alrededor del mundo es precisamente que se sigue sometiendo en esclavitud a las ovejas del Señor. El pueblo de Dios, ni ha entendido, ni ha hecho lo que Dios nos ha mandado: “escudriñad su palabra” “meditad en su palabra”, solamente se ha limitado a leer la palabra, y la misma escritura nos enseña, que el pueblo de Dios perece por falta de conocimiento. Por gracia y misericordia de Dios soy pastor de una iglesia que a los ojos de los hombres es pequeña, pero a los de Dios, él la engrandece, y soy enemigo de aquellos que hoy día solo ven el evangelio una manera de lucrar con la fe y buena disposición de la gente, en nuestra iglesia hasta el día de hoy, no hemos predicado sobre diezmos y ofrendas, porque al escudriñar la palabra la gente misma se da cuenta lo que tiene que hacer y no hacer, sin embargo, gente que nos visita en nuestras celebraciones al Rey de reyes, luego nos llama para comentarnos que se han asombrado de ver que hasta los niños pasan a ofrendar. En nuestra iglesia no hostigamos a la gente ni siquiera para que ofrende o diezme, mucho menos para que haga pactos, porque tal y cual lo has expuesto, entendemos a la luz de la palabra que ES DIOS QUIEN ESTABLECE PACTOS CON EL HOMBRE, Y NO EL HOMBRE CON DIOS. Le enseñamos a la gente para que aprenda a acceder al pacto con Dios, tal como lo hizo Moisés, “si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí”. Accediendo al pacto de Dios, EL OLIVAR, (así se llama nuestra iglesia), hemos sido por Dios bendecidos, a través incluso de personas que no llegan a nuestra iglesia, pero que Dios les ha hecho conocer las obras que hacemos para Él, cumpliendo así su palabra sobre EL OLIVAR:
    “Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado. Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. (Apocalipsis 3:8-13)
    El pacto, o los pactos, ya los estableció Dios, ningún hombre sobre la faz de la tierras energía enseñar a la gente a buscar hacer pactó con Dios, sino a acceder al pacto por Dios establecido.
    SÓLO RESTA DECIRLE AL PUEBLO DEL SEÑOR:
    “Ustedes son hijos de Dios, y él los ama. Por eso deben tratar de ser como él es. Deben amar a los demás, así como Cristo nos amó y murió por nosotros. Para Dios, la muerte de Cristo es como el delicado aroma de una ofrenda. Ustedes son parte del pueblo de Dios; por eso, ni siquiera deben hablar de pecados sexuales, ni de indecencias ni de ambiciones exageradas. No digan malas palabras, ni tonterías, ni vulgaridades, pues eso no es correcto. Más bien, usen su boca para dar gracias a Dios. Bien saben ustedes que nadie que tenga relaciones sexuales prohibidas o indecentes, o que nunca esté satisfecho con lo mucho que tiene, tendrá parte en el reino de Cristo y de Dios. Eso es tan malo como adorar a un ídolo. No se dejen engañar con ideas tontas, pues por cosas así Dios castiga terriblemente a quienes no lo obedecen. Así que, no tengan nada que ver con esa clase de gente. No conocer a Dios es como vivir en la oscuridad, y antes ustedes vivían así, pues no lo conocían. Pero ahora ya lo conocen, y han pasado a la luz; vivan entonces como corresponde a quienes conocen a Dios, pues su Espíritu nos hace actuar con bondad, justicia y verdad. Traten de hacer lo que le agrada a Dios. No se hagan cómplices de los que no conocen a Dios; al contrario, háganles ver su error, pues sus hechos no aprovechan de nada. ¡La verdad es que da vergüenza hablar de lo que ellos hacen a escondidas! Cuando la luz brilla, todo queda al descubierto y puede verse cómo es en realidad. Por eso alguien ha escrito: «¡Despiértate, tú que duermes! Levántate de entre los muertos, y Cristo te alumbrará.» Tengan cuidado de cómo se comportan. Vivan como gente que piensa lo que hace, y no como tontos. Aprovechen cada oportunidad que tengan de hacer el bien, porque estamos viviendo tiempos muy malos. No sean tontos, sino traten de averiguar qué es lo que Dios quiere que hagan. (Efesios 5:1-17 TLAD)

    A Él sea Gloria y Honra por los siglo se es los siglos, amén.
    Bendiciones y un abrazo.

  5. Oscar Lopez dijo:

    comparto la fe de Jesucristo, por ello le preguntó: si el pueblo de Dios se llama Israel, porque llaman al pacto territorial, Palestino?
    se que Dios, provee salvacion a todos, sin ver razas, pero como ese pacto lo hizo antes del nuevo pacto, no debe llamarse de otra manera?

    Lei el mensaje de hacer pactos, y doy gracias ezpero que siga escudriñando la escritura, para alcanzar a muchos que anhelan caminar por la senda estrecha.

    Que el Espiritú Santo sea derramado en todos los que oyen la voz de nuestro Pastor, Señor y Dios Jesucristo

  6. Hola Oscar. Gracias por tu comentario. En cuanto a tu pregunta, es interesante. Sin embargo aunque el sensacionalismo ha hecho del nombre “palestina” un termino de opresion y abuso para contra Israel. Lo cierto es que este nombre viene de hace siglos, aun antes Cristo. Los griegos fueron quienes lo comenzaron nombrar así. En cuanto al tema del pacto. Era de reconocimiento común en los tiempos del AT que lo que hoy conocmos como palestina, era claramente territorio israelita. El termino fue acuñado teologicamente. Pero tambien tiene una fuerte conclusión profética. Esta es que Israel volvería a tomar posesion de aquella tierra la cual hoy esta claramente usurpada por arabes, luego de la diaspora. Dios es fiel, vemos como los hizo volver a establecer como nación. Aún asi, todavia falta el cumplimiento final en la era del milenio. Dios seguirá siendo fiel con ellos hasta el final. Espero que te sirva la respuesta. Bendiciones.

  7. Andrés dijo:

    Hacer un pacto involucra que deben ponerse de acuerdo dos personas, mi pregunta es… Dios se puso de acuerdo con el hombre para pactar? Los dos grandes pactos, Dios le propuso al hombre para llevar acabo el pacto? Si según el pacto es entre dos persona?
    Sin duda ya se la respuesta “es que Dios es Dios… Entonces, si en su soberanía no se puso de acuerdo con el hombre, entonces no es pacto… Ya que pacto es en acuerdo de dos personas. O será que nos regimos mucho con los significados de la RAE?….

    Ese es el gran error… De llevarnos al significado de la RAE….no digo que esté mal.

    Yo puedo pactar con Dios? Claro que si… Porque según el pacto es entre dos persona… La Biblia es la propuesta de la primera persona, entonces yo acepto esa propuesta y acepto el pacto de Dios, que el prometio bendecirme con toda bendición Efesios 1:3, así como prospera mi alma 3 Juan 1:2…. Y miles de promesas más…………….. Etc.

    Entonces sí hago un pacto con Dios, en aceptar su palabra y yo obedecer a ella… Ese es el pacto que yo hago… Porque el acuerdo de dos personas es hecho… No olvidar que los que hemos nacido de nuevo, ya no pensamos por nuestra propia iniciativa según Filipenses 3:13, 1 Corintios 2:16….

    Todo lo que hacemos es un insulso del Espíritu Santo en nosotros…
    Podría parafraseara y evidenciar muchas cosas y textos bíblicos…

    Lo que sucede hoy en día es…. Muchos estudian las escrituras para encontrar versos y debatir, más existen otros que escudriñan las escrituras para buscar palabras para bendecir….

    No me digas que defiendes la sana doctrina, recuerda que muchas sectas comenzaron de la misma forma, creyendo defender a Dios, pero sabemos su fin…al igual que Saulo.

    Gracia y Paz.

  8. Muy bien Andrés, paso a refutar tus errores. Aunque el artículo ya es bastante claro y corrige tu confusión espiritual. Se ve la influencia de las falsas doctrinas en tu vida. Comencemos. Primero, se ve que no tienes noción de lo que son los pactos bíblicos. Traes a la RAE en cuestión cuando esta es completamente irrelevante al asunto. Los pactos bíblicos son claramente propuestos por Dios. Estos son acuerdos que Dios mismo establece para con la humanidad. Lo único que el hombre puede hacer es acatar tales ordenanzas que Dios haya propuesto.

    “Yo puedo pactar con Dios? Claro que si…”

    Por supuesto que NO.
    Tampoco tienes en cuenta la naturaleza de Dios y la del hombre. Dios es santo. El hombre es pecador. Los pactos implican estatutos, condiciones a cumplir, Si el hombre, pecador en esencia tiene el atrevimiento de “pactar” con un Dios santo ¿Esta Dios obligado a cumplir lo que el hombre proponga? Por supuesto que NO, tal hecho es una total irreverencia e insensatez, insulta el carácter de Dios y lo rebaja a una criatura como nosotros.

    “yo acepto esa propuesta y acepto el pacto de Dios, que el prometió bendecirme con toda bendición Efesios 1:3, así como prospera mi alma 3 Juan 1:2…. Y miles de promesas más…………….. Etc.”

    Por su puesto, el Nuevo Testamento, es el último Pacto de Dios con la humanidad. Y esas bendiciones vienen a las vidas de los cristianos cuando aceptan a Jesucristo como Señor y Salvador de sus vidas. El mediador del nuevo pacto. (Hebreos 8:6; 9:15; 12:24) En ese momento tenemos toda bendición espiritual en los cielos y comienza la nueva vida en el servicio a él. No es necesario “dar algo” (dinero por ejemplo como te deben enseñar en tu movimiento) para que se cumplan. Dios ya se las da a sus hijos. En cuanto a 3 Juan 1:3 ve la interpretación hermenéutica del texto, mal interpretado totalmente por la teología de la prosperidad.

    “Entonces sí hago un pacto con Dios, en aceptar su palabra y yo obedecer a ella… Ese es el pacto que yo hago”

    Confundes los términos. Obedecer la palabra de Dios. No es hacer pacto. Es ACEPTAR el pacto de Dios. Este es tu gran problema. Lo ves todo desde tu perspectiva pecadora. Caída. Y lo filtras de tal manera que caes en malinterpretaciones y confusión. Elevas al hombre a la altura de Dios y rebajas a Dios de tal manera que lo reinterpretas de una forma totalmente antropológica. La esencia de los pactos biblicos pasa por Dios, no por nosotros pecadores necesitados de Él.

    “No me digas que defiendes la sana doctrina, recuerda que muchas sectas comenzaron de la misma forma, creyendo defender a Dios, pero sabemos su fin…al igual que Saulo.”

    ¿Y tú que defiendes? La apostasía por lo que veo. La influencia de los falsos maestros de las sectas carismáticas (surgidas a mitad del siglo pasado aparatandose del cristianismo biblico e historico) esta patente en tu vida. Y estas últimas caerán, ya sea en estos tiempos que son desenmascaradas sus doctrinas y practicas heréticas a la luz de la verdad. Donde muchos ya, gracias a Dios. Proceden a la salvación en Cristo por medio de las advertencias. O en el juicio final donde quienes hayan seguido obstinadamente en la mentira, serán condenados para siempre (2Ts.2:11-12; 2 Pedro 2:1-3) No se que te referirás con Saulo. Quizas el mismo que dijo:

    “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.” 2 Timoteo 4:3-4

    Por lo que se ve Andres, tu no soportas la Sana Doctrina. Por eso mismo te has vuelto a las fabulas. ¿Dijiste que naciste de nuevo? Yo lo reconsideraría según 2 Corintios 13:5. Te insto al arrepentimiento y regreso a los fundamentos eternos de la Palabra de Dios. El ya hecho un pacto con la humanidad. EL HOMBRE NO HACE NI HARA NINGUN PACTO CON DIOS. DIOS YA LO HA HECHO. Lo único que nos resta es aceptar las condiciones y estatutos que Él nos ordena. Por la fe que fue dada una vez a los santos (Jud.1:3) Donde tenemos todo lo que pertenece a la vida y a la piedad. (2Pedro1:3)

  9. Andrés dijo:

    Increíble que todo para ti sea dinero,men ningún momento hable de dinero, creo difícil de tu parte que vendas todo lo que tengas y se lo des a los pobres. Veo que tienes un gran error de comprensión de lectura… Es ta bien claro mi postura y no tiene error…. En el momento de nacer de nuevo, ya somos santos al igual que Dios, no por nuestros méritos, sino los de Jesús… Y no damos para ser bendecidos, sino que damos porque somos bendecidos… Fariseismo hay hasta el día de hoy y lo veo en ustedes….

    Veo que tienes y interpretación incorrecta con referencia a la apologética…
    Te veo así.
    Lucas 18
    …11El fariseo puesto en pie, oraba para sí de esta manera: “Dios, te doy gracias porque no soy como los demás hombres: estafadores, injustos, adúlteros; ni aun como este recaudador de impuestos. 12“Yo ayuno dos veces por semana; doy el diezmo de todo lo que gano. 13Pero el recaudador de impuestos, de pie y a cierta distancia, no quería ni siquiera alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: “Dios, ten piedad de mí, pecador.…

    Hechos 10:45
    Y todos los creyentes que eran de la circuncisión, que habían venido con Pedro, se quedaron asombrados, porque el don del Espíritu Santo había sido derramado también sobre los gentiles.

    En el tiempo de los apóstoles, existían muchas controversias entre ellos mismos.
    -Cuando Pablo comenzó a predicarles a los paganos, los de la circuncisión no podían creer que Dios también salvaba a los no judíos.
    – Pedro entrando en casa de incircuncisos y sus hermanos apóstoles le reprochaban por aquello.

    En la actualidad sucede algo similar, criticamos a nuestros hermanos que no piensan igual que nosotros, que no pertenecen a nuestra organización, denominación o movimientos pentecostales. Y por ende, los tratamos como hijos del diablo, tratamos a los que no piensan igual que nosotros de apóstatas, herejes, blasfemos, mundanos, nos damos el valor de mandarlos automáticamente al infierno. ¿Increíble no?

    Usamos fraseología bíblicas, de decir, está escrito que vendrán falsos profetas, falsos apóstoles, etc. Pero si te dedicas a escudriñar las escrituras, todos aquellos falsos jamás hablarán a favor de Jesús, es más, la Biblia es clara al decir que aquellos falsos, se irán en contra de la divinidad de Jesús. (lea todo el Nuevo Testamento y verá aquello mencionado). Entonces, alguien que piense diferente a nosotros no merece todos aquellos calificativos anteriores.

    Los apóstoles judíos, aún tenía arraigada la mentalidad judaica, y querían plantarles la ley de frente a los paganos, ni aún cuando ellos no habían tenido la capacidad de cumplir. [Ahora pues, ¿por qué tentáis a Dios poniendo sobre el cuello de los discípulos (discípulos paganos o gentiles) un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar?]Hechos 15:10.

    Dios te bendecirá de la forma que tu le creas. Dios trató a los judíos como judíos, a los gentiles como gentiles. Pablo en su carta a los corintios -1 corintios 9:19- demuestra la actitud que el mismo Dios toma con cada uno de nosotros.

    No trates más a tus hermanos de herejes, apostatas, etc. Si no piensan igual que tú. ¿O acaso tu mentalidad tiene la verdad absoluta?… Si de ser así ¿Por qué Dios los bendice igual a ellos, si según tú, ellos están mal y son apostatas?

    Apóstata significa dejar a Jesús ¿Acaso ellos han dejado a Jesús?
    Hereje, blasfemos ¿Acaso ellos han tenido actitud de hereje o blasfemo? Cuando la Biblia dice claramente que aquellos serán, los que negarán que Jesús vino en carne?

    No trates mal a tu hermano que no piensa igual que tú.
    En la misma Biblia encontramos formas de pensar diferentes en los apóstoles, en el cual, Pablo hablando de la la salvación por fe y no por obras y después vemos a Santiago diciendo que la fe sin obras es muerta.

    Defiendo lo que está escrito, no lo que creo que está escrito… En ninguna parte defendí a alguien, sino lo que está escrito.

    Gracia y Paz.

  10. Bien querido Andrés. Quedo claro entonces el tema de los pactos como tú lo entiendes. Como completamente antibilico. Ahora has pasado a otros temas, los cuales voy a responder de manera contundente. Veamos que dices:

    “Fariseismo hay hasta el día de hoy y lo veo en ustedes”

    Quizás la pasión, como Cristo en el templo (Jn.2:16-17) que uno tiene en cuanto a la suficiencia escritural y el amor hacia Dios y la verdad en Cristo, le lleva algunas veces a ser duros con aquello que están del otro lado espiritual. Quiero aclararte que mi mayor deseo, es que seas salvo de tales enseñanzas, como lo han sido varios por de medio de este Blog. Asimismo como lo he sido yo del carismatismo. El amor unido a la verdad también es un acicate. A nadie le gusta que le diga que sostiene herejías y que esta en apostasía doctrinal. Sin embargo la verdad duele, pero te hace libre (Jn.8:32) No acepto el termino fariseo. Si te refieres a fariseo por lo que tú consideras critica a lo que crees. Entonces tú también ya has sido fariseo conmigo.

    Los fariseos eran ritualistas y arrogantes hasta el extremo de creer que era “Los justos” “Sin pecado” como cita el texto de Lucas. Y que podían guardar toda la ley de Moisés. En ninguna manera pretendo ser eso. Soy pecador y me remito nuevamente a la suficiencia de la Palabra de Dios y la verdad suprema en Jesucristo. Cumpliendo como Pablo dijo “Derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.” (2Co.10:5)

    “criticamos a nuestros hermanos que no piensan igual que nosotros, que no pertenecen a nuestra organización, denominación o movimientos pentecostales. Y por ende, los tratamos como hijos del diablo, tratamos a los que no piensan igual que nosotros de apostatas, herejes, blasfemos, mundanos, nos damos el valor de mandarlos automáticamente al infierno. ¿Increíble no?”

    La gran diferencia. Es que no se si eres mi hermano. Por tu postura puedo tender a dudarlo. En última instancia lo sabrá Dios. Ahora bien, si puedo exponer y refutar tus errores doctrinales e instarte al arrepentimiento y regreso a los fundamentos eternos de las Escrituras. El problema, como le digo a varios que pasan por aquí no es “diferencias denominacionales” sino de GRAVES herejías dentro del seno carismático que promueven división, confusión, desilusión y sobre todo apostasía espiritual. “Teología de la prosperidad” Palabra de Fe” Teología del dominio”, etc. y etc. Todo expuesto en este Blog. No es “pensar diferente”, se trata de guardar la pureza del evangelio sin contaminaciones como la que los carismáticos pretenden a través de sus enseñanzas trastornar.

    “si te dedicas a escudriñar las escrituras, todos aquellos falsos jamás hablarán a favor de Jesús, es más, la Biblia es clara al decir que aquellos falsos, se irán en contra de la divinidad de Jesús. (Lea todo el Nuevo Testamento y verá aquello mencionado). Entonces, alguien que piense diferente a nosotros no merece todos aquellos calificativos anteriores”

    Tienes una parte solamente de verdad en lo que escribiste. Sin embargo es mucho mas profundo que ello. Así como Jesús les dijo a los fariseos: “Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres.” (Mt.15:8-9)

    Mira lo que hacían a quienes se les dice “Nunca os conocí”: “Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?” Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.”(Mt.7:21-23)

    La Palabra “profetizar” aquí da la implicancia de hablar acerca de. Los falsos maestros cubren bien su naturaleza nunca regenerada hablando de o en nombre de Cristo. Sin necesidad de negar su deidad. Una de las marcas más claras se puede ver en el evangelio que ellos prediquen. Cosa que claramente el carismatismo no predica, sino que intenta mancharlo, ensuciarlo y establecer sus falsas doctrnas en él :

    “Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Más si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciaren otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.” (Gálatas 1:6-9)

    En cuanto a la deidad, si es algo fundamental. Pero no todos la niegan. Los catolicos no la niegan. Sin embargo son falsos. Su doctrina es fraudulenta, sus pracitcas idolatras. Y su conducta antibiblica. Pero mira lo que dice un reconocido predicador del carimatismo. Kenneth Copeland dice: ¿Por qué Jesús no se proclamó abiertamente como Dios durante sus treinta y tres años en la tierra? Por una sola razón. El no había venido a la tierra como Dios. El habia venido como hombre.” Niega así implícitamente la deidad de Cristo. Si bien es uno a quien cito solamente. Muestra que dentro del mover carismatico el error de la negacion de la deidad de Cristo ha sido hallada.

    Ahora bien, de esta manera también podemos ver si un movimiento o maestro es falso o verdadero. En su trato con las Escrituras. No es extraño escuchar en el movimiento carismático. Más que nada de falsos apóstoles modernos. La terminología “revelación”. Aunque lo intenten negar, ellos hablan de algo más que necesitamos los creyentes y que les es dado a ello como algo especial.

    Nuevas enseñanzas, “mas profundas” o anexadas a la fe que fue dada una vez a los santos (Jud.1:3) ¿Sabias que eso es la esencia de una falso maestro en esta dispensación de la gracia? Cada herejía, secta y culto no cristiano ha salio de tal pretención. Paso a expiar abajo. Preguntado ¿Dios usa a esos nuevos apóstoles para que impartan nueva doctrina? ¿Será esto así?

    La Biblia misma no nos da tales libertades. La respuesta es un rotundo ¡NO! Dios da más revelación de Sus misterios a nadie, porque el canon bíblico está cerrado, siendo el último libro el Apocalipsis de Juan. No hay opciones en esto. Y aqui se ve quién es quién. Ya tenemos la Biblia bajo el brazo, y nada se puede, ni se debe añadir a ella. La verdad es que no hay una revelación más íntima y más fresca que la Escritura. Dios no necesita darnos revelación privada para ayudarnos en nuestro andar con él.

    Veamos algunos versículos bíblicos que limitan tales prácticas al exponer claramente la suficiencia de la Biblia. “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” (2Ti.3:16, 17). La Escritura es suficiente. Ofrece todo lo que necesitamos para toda buena obra.

    Judas 3 fue un pasaje crucial en la compleción de nuestras Biblias. Esta declaración, escrita por Judas antes que el Nuevo Testamento fuera completado, se anticipaba, no obstante, a la compleción de todo el canon: “Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.” (Judas 3).

    En el texto griego el artículo definido que precede a “fe” señala a una y única fe: “‘la fe.” No hay otra. La fe es objetiva aquí: la suma de lo que los cristianos creen. También en la frase crucial “una vez (por todas)” en Judas 3. La palabra griega aquí es. hapax, que se refiere a algo hecho para siempre, con resultados eternos, sin necesidad de repetición. Nada necesita ser añadido a la fe que ha sido entregada “una vez para siempre”.

    Cito a un erudito en Griego: “La fe cristiana es invariable, lo que no significare los hombres y mujeres de cada generación no necesitan encontrarla, experimentaría y vivirla: pero sí significa que cada nueva doctrina que surge, aunque su legitimidad pueda ser defendida plausiblemente, es una doctrina falsa. Todos los reclamos para comunicar alguna revelación adicional a la que ha sitio dada por Dios en este cuerpo de verdad son falsos reclamos y deben ser rechazados.“

    Charles Spurgeon, escribió: “He oído a muchos fanáticos afirmar que el Espíritu Santo les ha revelado ésta o aquélla idea. Estas son tonterías reveladas. En la actualidad, el Espíritu Santo no revela cosas nuevas.Él trae lo antiguo a nuestra memoria. El canon de la revelación ya está terminado. No se le puede agregar cosa alguna. Dios no ofrece una nueva revelación sino que afianza la antigua. Cuando ha sido olvidada en la cámara de nuestra memoria, Él la saca a luz, limpia el cuadro, pero no pinta uno nuevo. No existen nuevas doctrinas, sino que hace revivir las antiguas. El Espíritu no consuela mediante nueva revelación. Él nos consuela haciéndonos recordar las cosas antiguas nuevamente”

    En Judas 3 también es importante la palabra “dada“. En el griego es un participio aoristo pasivo, que en su contexto indica un acto completado en el pasado sin un elemento de continuación. A través de las Escrituras, Dios nos ha dado un cuerpo de enseñanza que es definitivo y completo. Nuestra fe cristiana descansa en una revelación histórica y objetiva. Eso excluye todas las profecías inspiradas, visiones y otras formas de revelación hasta que Dios hable de nuevo al regreso de Cristo (Hch.2:16-21; Ap.11:1-13).

    Mientras tanto, la Escritura nos advierte de estar prevenidos contra los falsos profetas que dirán que esto les sucede a ellos e intentaran engañar con muchas cosas más. Jesús dijo que en nuestro tiempo “se levantarán falsos Cristos (Gr, Ungidos), y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.” (Mt.24:24). Las señales y prodigios solos no son prueba de que una persona hable por Dios. Juan escribió: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.” (1Jn.4:1).

    Finalmente, la Escritura es la prueba de todo; es la norma cristiana. De hecho, la palabra canon significa “una regla, norma, o vara de medir”. El canon de la Escritura es la vara de medir de la fe cristiana y está completa. De la misma manera que el cierre del canon del Antiguo Testamento fue seguido por el silencio, así el cierre del Nuevo Testamento fue seguido por la ausencia absoluta de nueva revelación en cualquier forma
    .
    Si el canon todavía está abierto, y si Dios todavía está dando nuevas profecías, nuevas palabras de sabiduría, etc. Debiéramos sinceramente buscar compilar y estudiar esas revelaciones más recientes juntamente con la Escritura, y tal vez más diligentemente, puesto que hablan expresamente a nuestro tiempo y cultura. Pero es un error de la peor clase. El canon ya no está abierto. La Palabra de Dios, hecha del Antiguo y del Nuevo Testamentos, es un milagro único. Vino a juntarse en un período de mil quinientos años. Más de cuarenta hombres de Dios, profetas y apóstoles, escribieron las palabras de Dios, cada jota y cada tilde, sin error y en perfecta armonía. (1Co.2:9-13; Heb.1:1; 2Pe.3:2) Nada es digno de ser comparado con la Escritura. Ninguna profecía o palabra de sabiduría moderna está siquiera en el mismo ámbito que la Palabra eterna de Dios. El cielo y la tierra pasarán; la Palabra de Dios permanecerá (Mt.5:18).

    Desde el tiempo de los apóstoles hasta el presente, la verdadera iglesia siempre ha creído que la Biblia está completa. Esta es la esencia de la Sana Doctrina. Sola Scriptura. Dios ha dado su revelación y ahora la Escritura está terminada. Dios ha hablado. Lo que él nos dio es completo, eficaz, suficiente, sin error, infalible y autoritativo. Los intentos de añadirle a la Biblia y los reclamos de revelación posterior de Dios siempre han sido característicos de los herejes y de los sectarios, no del verdadero pueblo de Dios. Si se permite que ese criterio gane terreno, la singularidad de la Escritura será sacrificada y será comprometida la base de todo lo que cree el cristiano. Por eso se contiendo ardientemente por la fe (Jud.1:3)

    Eso es precisamente lo que está pasando hoy. Por causa de la creciente influencia de la enseñanza carismática gran parte de la iglesia puede abandonar equivocadamente su piedra angular; Sola Scriptura. El principio de que la Palabra de Dios es la única base para autoridad divina. Una vez que una congregación ve la Escritura como menos que autoridad final, completa e infalible para la fe y la práctica, ha abierto las puertas al caos teológico. Cualquiera puede reclamar estar comunicando la revelación de Dios, y casi cualquier cosa puede ser admitida como verdad divinamente revelada.

    Todo eso tiene el desafortunado efecto de apartar a los cristianos de la Escritura, que es digna de confianza, y a enseñarles a buscar la verdad a través de medios subjetivos: conversación privada con Dios, profecías, sueños y visiones. Deprecia la Palabra de Dios eterna e inspirada y hace que la gente busque más allá de la Biblia formas de revelación de Dios más frescas y más íntimas. Es tal vez la tendencia más insana y destructiva del movimiento carismático.

    El creyente, aunque tenga las mejores intenciones, puede hundirse rápidamente en desviaciones, iluminismo o exaltación. Recordá la prohibición de quitar o añadir nada de las Escrituras (Dt.4:2; Pr.30:5-6; Ap.22:18, 19). Casi cada herejía y secta se ha originado en una supuesta revelación o una nueva experiencia por parte de su fundador, algo fuera del marco estrictamente bíblico. Asi como el carismatismo ha nacido a principios del siglo XX. ¿Quieres seguir creyendo en nuevas revelaciones? Considera también a los mormones, católicos y/o testigos de Jehová.

    Los apostatas existen en gran abundancia hoy, enseñando mentiras, popularizando falsedades, reinventando doctrinas esenciales, diluyendo el mensaje del evangelio, buscando “verdades más profundas” y hasta redefiniendo la verdad misma. Por eso considero que tu error en cuanto a los pactos. Es una herejía. Que tiene causantes provenientes de los ámbitos más apostatas del carismatismo. Y su consecuencia es la confusión, ceguera. Y si no hay arrepentimiento condenación. Yo no condeno a quienes caen y permanecen en esto. Sino las mismas Escrituras. (2Tes.2:12-13; 2Pe.2:1-3)

    “No trates más a tus hermanos de herejes, apostatas, etc. Si no piensan igual que tú. ¿O acaso tu mentalidad tiene la verdad absoluta?… Si de ser así ¿Por qué Dios los bendice igual a ellos, si según tú, ellos están mal y son apostatas?”

    Nuevamente, no se si eres mi hermano. La verdad absoluta esta en Cristo. Y el nos ha dejado sus enseñanzas en sus apóstoles y profetas a través de la historia de la iglesia para que podamos discernir que es falso y que es verdadero. Y no se trata aquí de “pensar diferente” en cuanto a algo secundario. Sino nuevamente, tú apoyas graves herejías. Estas en división del resto del Cuerpo de Cristo si las crees y las sostienes. Y lo ultimo es una falacia ad populum. La supuesta bendición nunca garantiza la presencia real de Dios. Todo lo dictamina la Sana Doctrina y una conducta santa conforme a las Escrituras. “¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.” (Isaías 8:20)

    “Apóstata significa dejar a Jesús ¿Acaso ellos han dejado a Jesús?
    Hereje, blasfemos ¿Acaso ellos han tenido actitud de hereje o blasfemo? Cuando la Biblia dice claramente que aquellos serán, los que negarán que Jesús vino en carne? No trates mal a tu hermano que no piensa igual que tú. En la misma Biblia encontramos formas de pensar diferentes en los apóstoles, en el cual, Pablo hablando de la salvación por fe y no por obras y después vemos a Santiago diciendo que la fe sin obras es muerta.”

    Parte de esto ya te respondí. El porque considero herética y con consecuencias de apostasía lo que sostienes. Apostasía significa caer del fundamento. ¿Qué fundamento? El de la fe (Gr. Pistis, grupo doctrinal cristiano) (1Co.3:11; Ef.2.20; Jud.1:3, 17) Figurativamente es el divorcio de la verdad y el casamiento con el error. Los apostatas de hecho son gente con un nivel religioso bastante “convincente” pero que rechazan la sana doctrina (2Ti.4:3-4). Esto lo vemos cuando Pablo los describe como hombres con apariencia de piedad (2 Timoteo 3:5), falsos apóstoles, obreros fraudulentos (2Co.11:13) Judas los menciona como hombres que cayeron en el error de Balaam quién fue un falso profeta del Antiguo Testamento, el cuál prostituyó su ministerio por dinero (Judas 11), Pedro los describe como falsos profetas y falsos maestros (2 Pedro 2:1) y Jesús habla de ellos como falsos profetas que son como lobos vestidos de ovejas (Mateo 7:15).

    La iglesia se aparta de sus fundamentos bíblicos cuando sus líderes abandonan el cauce bíblico. Los ministros pueden apostatar gradualmente, percatándose difícilmente de su desliz. Pablo dice en Romanos 10:17 que “la fe viene por oír la palabra de Dios”. Asimismo la apostasía viene por “escuchar espíritus engañadores y doctrinas de demonios”. La Palabra de Dios es perfecta y no podemos agregarle ni quitarle nada (Ap.22:18-19). Nuevamente. Una forma de ver si alguien está haciendo eso es comparando lo que dice con el resto de la Escritura. Predicar con una Biblia en el pulpito no significa ser Bíblico. Pablo advierte que estos “medran falsificando la Palabra de Dios” (2Co.2:17) medrar (Gr, kapeleu) se refiere a aquellos mercaderes espirituales que utilizan las Escrituras deshonestamente, promoviendo falsas doctrinas para su propio beneficio.

    Los líderes apostatan por que aman el poder, y el prestigio, o por otros motivos igualmente siniestros (Jud.4; 2P.2:10; Jud.11; 1Ti.6:5). Aún cuando practican la apostasía, los lideres apostatas no necesariamente dejan la Iglesia visible. Con frecuencia continúan y permanecen en su función de predicadores, maestros o autores. Ciertamente pretenden ser cristianos. Ellos cubren sus defectos con sutileza. Profesan fidelidad a la verdad, aun cuando tratan de socavar sus fundamentos. Como por ejemplo con “revelación doctrinales”. La historia de la iglesia está repleta de ejemplos como este, desde los judaizantes, los gnósticos, el sabelianismo, montanismo, arrianismo, llegando a los corruptos telepredicadores y falsos apóstoles y profetas modernos. Cuya avaricia, fallas morales, falsas profecías, falsos milagros y doctrina errónea son un reproche al cristianismo y un tropiezo para lo invisible.

    Los últimos tiempos se caracterizan por este tipo de personas y de sus seguidores (2T.4:3-4; 2P.2:1-3) y no creas que son pocos, la mayor parte de las personas les gusta que se le predique y exponga lo que parece “dulce” y “agradable” al oído y a la vista. La Biblia no habla de pocos, sino de muchos seguidores de la falsedad y el error (véase Mt.7:13, 22; 20:16; 24:5, 11; Hch.8:10-11; Hch.20:29-30; 2Co.2:17; Fil.3:18; Ti.1:10; 2P.2:2; 1Jn.4:1; 2Jn.1:7; Ap.13:13-14, 16)

    Ahora, en cuanto a lo que dices de Pablo y Santiago. No había ninguna manera diferente de pensar entre ellos dos. Pablo a través de sus epístolas habla de la salvación por la fe únicamente. Santiago enfatiza que una fe verdadera se demuestra en obras. No que estas salvan. Sino que la fe salvadora trae como consecuencias buenas obras. Están total armonía el pensamiento de Pablo y Santiago. No malinterpretes.

    “Defiendo lo que está escrito, no lo que creo que está escrito… En ninguna parte defendí a alguien, sino lo que está escrito.”

    Herejía. Queda claro. Sin embargo también quedo clara la respuesta a ello. Que el Señor te guía a toda verdad. Y puedas un dia despertar y desistir de tal error. Un saludo.

  11. Pingback: Maratónicas Enlace: Cosas que deberías saber | Salid de en medio de ellos

Los comentarios están cerrados.