Las paredes hablan en Cristo la Solución

– “Yo me iré. Pero las paredes seguirán hablando”

– “Si, vos… y tus lindas frases prefabricadas” Respondía Sebastián Crudo con sarcasmo y arrogancia ante mi dicho, hace exactamente un año. Cumplidos este mes de Septiembre.

Un año. Ya se cumple un año. Pasaron desazones. Desprecios. Injurias. Amenazas. Debió transcurrir un proceso de “desintoxicación” para poder limpiarme de cualquier vestigio peligroso que podría haber quedado contra mi alma culpa de las falsas doctrinas con la que me contaminaron todo el tiempo de mi estadía en dicho lugar.

Cuantas gracias doy a Dios quien me rescato de allí. Casi dos años permanecí. Ignorante llegue. Sabiendo demasiado me fui. Pero demasiado de aquello que tal vez nunca quisiera haber querido saber. “¿Porque? ¿Porque tuve que estar ahí? ¿Que propósito hubo con ello? ¿Que hay detrás de todo esto? Me he hecho muchas amistades, muchos contactos, talvez aquí, ¿quien sabe? pueda conocer al amor de mi vida. Formar una familia. Pero antes de ello quiero servirte a ti Señor con todo mi corazón.”

Estos eran mis pensamientos durante y posterior al tomar la decisión de retirarme de ese lugar. Y aunque hoy muchas de las preguntas ya tienen respuestas. El recuerdo de mis pasos por las calles oscuras del barrio porteño. En Rivadavia, las luces de la avenida siendo solo efemérides, que potenciaban un seco saludo diciendo: “Desde ahora en más, no nos veremos tan seguido. Esto fue tan solo un momento” Oh como recuerdo ese momento, el frió del invierno, el calor del verano me vieron pasar por allí. Los colectivos varios, el subte de la plaza todavía no inaugurado, la estación cercana. Noches, donde ya tarde, era difícil conseguir un transporte a casa. Sin embargo ahí estaba, dando todo de mí. Creyendo ingenuamente que lo hacia todo por una causa justa.

¿Que otra cosa, sobre todo, desea un cristiano nacido de nuevo que extender el glorioso mensaje del evangelio a una sociedad perdida, muerta en sus delitos y pecados? “Creo que acá me equipan para eso” pensaba. Que craso error. Cuan engañado estaba. Ningún buen fruto proviene de un mal árbol. Las falsas doctrinas que Cristo la solución proclama infectan al evangelio, quitándole su poder e impidiendo así, que los pecadores se salven.

Un sábado más, el último seria. Donde quedaría patente mi retirada. Llorando con algunos de ellos. Otros simplemente me ignorarían, como si ni siquiera estuviese allí. Más allá de esto. No hay rencor, he perdonado. Y hoy su misericordia me ha puesto en un lugar saludable. Ahora sí, puedo decir que las palabras dichas hace justamente un año en esa oficina cerrada ante el “impostor” (no pastor). Puedo decir que si, se han cumplido.”Yo ya no voy a estar, pero aun las paredes seguirán hablando”.

Dando a entender que lo inanimado (paredes) aún continuarían denunciando las herejías y falsedades de dicho lugar. Sin mi presencia corporal, de una u otra forma Dios seguiría haciendo la obra de alertar y llamar a los suyos a que salgan de ese lugar.

Este blog (inanimado en su esencia) ha sido en pocos meses, por la gracia de Dios. Uno de los más visitados entre los blogs cristianos. Mi testimonio de Mi Salida del Ministerio de Cristo la Solución ha tenido más de mil visitas. Personas que se encuentran dentro del ministerio lo han leído, jóvenes, mayores, otros que se escaparon, los cuales se sintieron identificados. Algunos se enojaron. Los artículos han (y siguen) siendo dispersados por redes sociales. ¡Cuan grande es Dios! ¡Cuan insignificante es el hombre! ¡Su palabra se proclama aún en la adversidad! ¡Lo falso queda expuesto a la luz! ¡Y muchos son libres! Y muchos más seguirán siéndolo. Gracias a Dios. Todo tiene un propósito en la soberana voluntad del Señor.

El mensaje para quien lea esto sigue siendo el mismo. “Salid de en medio de ellos”(2Co.6:17)

Anuncios

Acerca de salid de en medio de ellos

Rescatado por la gracia de Dios de una Iglesia sumergida en falsas doctrinas. Hoy gracias a Él tengo el privilegio de poder defender la Sana Doctrina.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las paredes hablan en Cristo la Solución

  1. Pingback: La iglesia Cristo La Solución | Salid de en medio de ellos

Los comentarios están cerrados.