El oficio de Apóstol – Wayne Grudem

Wayne-Grudem-ApostolesAnteriormente en este libro vimos que los apóstoles del Nuevo Testamento tuvieron una clase única de autoridad en la iglesia primitiva: autoridad de hablar y escribir palabras que fueron “palabras de Dios” en un sentido absoluto. No creerlas o desobedecerlas era no creer o desobedecer a Dios. Los apóstoles, por consiguiente, tuvieron la autoridad para escribir palabras que llegaron a ser palabras de las Escrituras.[1] Este hecho en si mismo debe sugerirnos que había algo singular en cuanto al oficio de apóstol, y que no deberíamos esperar en que continúe hoy, porque nadie puede hoy añadir palabras a la Biblia y esperar que se las considere como las mismas palabras de Dios o como parte de las Escrituras.[2]

Además, la información del Nuevo Testamento sobre las calificaciones de un apóstol y la identidad de los apóstoles también nos lleva a concluir que el oficio fue único y limitado al primer siglo, y que no debemos esperar mas apóstoles hoy.[3] Veremos esto al hacer las siguientes preguntas: ¿Cuáles fueron los requisitos para ser un apóstol? ¿Quiénes fueron los apóstoles? ¿Cuántos apóstoles hubo? ¿Hay apóstoles hoy?

Desde el principio se debe aclarar que las respuestas a estas preguntas dependen de lo que uno quiera decir por la palabra apóstol. Algunos usan hoy la palabra apóstol en un sentido muy amplio, para referirse a un iniciador eficaz de iglesias, o a un pionero misionero significativo (“Guillermo Carey fue un apóstol a India”, por ejemplo). Si usamos la palabra apóstol en este sentido amplio, todos estarían de acuerdo en que todavía hay apóstoles hoy; porque ciertamente hay misioneros iniciadores de la iglesia eficaces hoy.

El Nuevo Testamento mismo tiene tres versículos en que usa la palabra apóstol (gr. Apóstolos) en un sentido amplio, no para referirse a ningún cargo especifico en la iglesia, sino simplemente para querer decir “mensajero”. En Filipenses 2:25 Pablo llama a Epafrodito “vuestro mensajero (apóstolos), y ministrador de mis necesidades” (RVR); en 2 Corintios 8:23 Pablo se refiere a los que le acompañaron para llevar la ofrenda a Jerusalén como “mensajeros [apostoloi de apóstolos] de las iglesias” (RVR); y en Juan 13:16 Jesús dice: “ningún mensajero [apóstolos] es más que el que lo envió”.

Pero hay otro sentido para la palabra apóstol. Mucho mas frecuentemente en el Nuevo Testamento la palabra se refiere a un oficio especial: “apóstol de Jesucristo”. En este sentido estrecho del término no hay mas apóstoles hoy ni debemos esperar más. Esto se debe a lo que el Nuevo Testamento dice en cuanto a los requisitos para ser un apóstol y en cuanto a quienes fueron los apóstoles.

*Tomado de Wayne Grudem, Teología Sistemática (Editorial Vida. Miami, Florida, 2007, edición revisada 2009), pp. 952.

[1] Ver capítulo 3, pp. 60-63, y capitulo 4, pp. 77-78, para una consideración de la autoridad de los apóstoles.

[2] Ver capítulo 3, pp. 63-68, para una consideración del cierre de canon del Nuevo Testamento.

[3] El material desde este punto y hasta la p. 957 se ha tomado de Wayne Grudem, The Gift of Prophecy in the New Testament and Today (Kingsway, Eastbourne, U.K, y Crossway, Westchester, Ill., 1988), pp. 269-76, y se usa con permiso.

Anuncios

Acerca de salid de en medio de ellos

Rescatado por la gracia de Dios de una Iglesia sumergida en falsas doctrinas. Hoy gracias a Él tengo el privilegio de poder defender la Sana Doctrina.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.